jueves, 13 de diciembre de 2012

RECOPILACIÓN DE POEMAS DEL FORO POESIAPURA

DESPUÉS... Mi mundo, ya no tiene forma circular se ha convertido en un cono sin fondo en el que la felicidad se cuela y no la alcanzo. La veo cómo se acerca hasta sus bordes guiñándome el ojo de forma suspicaz, me incita a atraparla y cuando me ve cerca, se arroja al pozo de mis sueños imposibles. Después de ti, mi mundo es otro que no sabe de primaveras, ni de aromas, ni de soles dorados, tampoco de lunas de plata, ni mares azules, con olas como encajes de bolillos. Después de ti, no reverdecen los árboles, ni se sofocan las amapolas vistiéndose de rojo, tampoco se inclina el girasol, y permanece erguido echando de menos la luz que le alimenta. Después de ti, mi almohada desolada no sabe de sueños, y cada noche, enjuga el mar que mana de mis ojos, con tu ausencia. ILUSIONADA Con los primeros brotes de las rosas, ha llegado un mirlo a mi ventana. Me gusta su canto y me seduce cuando le veo saltar de rama en rama. Picotea en los rosales de mi huerto y se acerca sigiloso hasta una dama, que se encuentra sentada sobre un banco escuchando su trino embelesada. Estática, sin sangre por sus venas aguarda cada día al ave osada y su testa de piedra centenaria sirve al pájaro de lecho y de almohada. Con los primeros brotes de las rosas, siento el aire del alba ¡ilusionada! AÑORANZAS… ¡Estoy hundida! llena de incertidumbre. ¡Me asfixio! ante una nueva bocanada de aire. Me aferro a tu imagen como el náufrago al madero. Me duermo… en esos brazos tuyos de onírico amante. Retozo en tus labios y me quedo en tu boca enmudecida, receptiva a la humedad de la mía. No logro el olvido y me dueles por dentro. ¡Me invades, me seduces! con tan sólo un recuerdo, me conduces al cielo y al placer más inmenso. ¡Te amo! ¡te añoro! ¡me muero! ¡QUÉ CONTRASENTIDO…! ¡Llueve… pero no importa! En mis ojos siempre hay charcos; suspiros como rayos, laceran mi corazón, y hay tormentas de silencio en mis oídos. ¡Qué contrasentido…! Cuando mi boca se estría de plena sequía y en mis manos, se desecan las caricias que fenecen con tu ausencia. ¡Llueve… pero no importa! Se estableció el invierno, en puro estío y se pudrió la yedra de mis brazos enamorados. Allí quedó enterrada bajo las dunas que separan tus playas de las mías. ¡Qué contrasentido…! Este preludio de primavera, cuando mi alma ardiente, está tan gélida, que ni tan siquiera percibe los rayos del sol. ¡SOLA…! Ya no vuela la alondra sobre el valle ni cantan los mirlos en el parque. Ya ni llegan los gorriones a mi mesa a picar en mis pies junto a los tuyos. El silbo del jilguero ha enmudecido y por música, sólo escucho el murmullo del silencio que hace ruido y ensordece mis oídos. Ni una sola nota, entona la alegría que permanece en el letargo a todas horas. Ya no esboza mi boca, ni una mueca de sonrisa y el llanto ha hecho presa en el ocre de mis ojos. Mis labios que eran lagos de besos como cisnes se ahogan y se mueren sin la humedad de tu boca. Solamente el hondo suspiro me recuerda... que aún sigo viva, y que arrastro un corazón herido de muerte y solitario. CÓMO DUELE Se te olvida que siempre te he querido y me duele en el alma mi derrota, nunca tuve una idea más remota que saberte agotado y mal herido. De verdad hubiera preferido de tu amor ser por siempre yo devota, tu insistencia me mata, ya me agota y prefiero dejarte en el olvido. Cómo duele saberte en desespero, sin tener en mi mano tu inconsciencia aún sabiendo tu amor tan verdadero. De nada ya me sirve mi sapiencia ni luchar contra un mundo traicionero si en lo hondo de mi ser ¡aún te quiero!. ¡ROTA...! He abortado los recuerdos con un derrame inmenso de tristeza, cerrando conductos a la melancolía, abriendo paso a la alegría con inmensa entereza. Me he desangrado hasta extirparle, agotando mis fuerzas por quererle, exprimiendo mi amor hasta la última gota, pero ya no quiero retenerle y admito como heroína, mi derrota. ¡Estoy rota!... pero me pinto una sonrisa al despertarme y me lanzo al mundo que me sostiene, que me tumba, que me ayuda a levantarme, que me para… ¡pero nunca me detiene!. OLVIDO Un día más sin ti y mi mundo no se apaga; solamente una niebla continua se interpone en mi horizonte. El sol sale y la disipa dejándome ver un camino, por el que mis pasos hollaran en solitario. A pesar de ese recuerdo que a veces ahoga mis ojos, sigo el rayo que me guía hacia la plena esperanza del olvido. DESOLADA Me he sentado en el parque del olvido asumiendo tu culpa y mi derrota: los mirlos que estaban en la copa acompañan a mi llanto con sus silbos y sus cantos me están volviendo loca. Me he mirado en el charco de la fuente, ni siquiera reconozco mi mirada pues el llanto que fluye de mis ojos forma piélago en los surcos de mi cara. Rompo el aire con la fuerza del suspiro y me entrego al capricho de la parca, ya no quiero vivir si no te miro, sin sentir ese aliento que me embriaga, pues prefiero morirme ahora contigo, a vivir ya sin ti y desolada. TU AUSENCIA No hay senderos, ni cielos con luz en mi camino, solamente las sombras invaden mi existencia. Se apagó el sol que iluminaba mi universo, ya la umbría se ha hecho mi aliada. En penumbras me debato, y me despierto en el gélido tálamo dónde dos cuerpos ardían. Ha llegado el invierno perenne a mi boca desierta de besos y mis labios demandan insistentes la suave caricia de los tuyos. ¡Ay amor...! que dura se me hace la vida con tu ausencia. Autora: Ángela Galdón Seudónimo: Lucía Lara http://todospoetas.blogspot.com/search/label/%C3%81ngela%20Gald%C3%B3n%20Gri%C3%B1%C3%A1n
Drowning - MUSICA.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada